Es obvio, es lógico, se supone…

¿Por qué preocuparnos por crear un correcto clima laboral?
28 diciembre, 2020
Mostrar todo

Es obvio, es lógico, se supone…

La comunicación organizacional 

En nuestras reuniones con directivos y líderes de las empresas se ha vuelto cotidiano que nos comenten sus dificultades frente a las expectativas que tienen de los comportamientos, las responsabilidades y el cumplimento de objetivos de sus colaboradores.  En este punto muchos comentan la frustración al descubrir que aquello que se esperaba de la otra persona no se cumplió.  Y acompañando esta desazón son muy frecuentes las expresiones “es que es obvio”, “es lógico”, “está sobreentendido”, “se supone”.

Aún en empresas que cuentan con manuales y protocolos claros, con tareas y funciones definidas, estos momentos incómodos suelen presentarse con mayor frecuencia que lo que se quisiera, afectando en gran medida las relaciones al interior.

¿Qué podría estar faltando? Entendiendo que cada empresa es un mundo, no hay una receta que funcione universalmente. Sin embargo, les dejaré algunas propuestas que podrían ayudar a promover los acuerdos institucionales:

  1. Diseñar un modelo de formación integral, que abarque varias vías y aspectos. Recordemos que detrás de un puesto de trabajo hay una persona que es única y particular.  Esta idea, que parece obvia, nos recuerda que el comportamiento humano es una expresión de algunos factores de orden social, cultura familiar, personalidad, experiencias varias, etc.  Por eso, el desarrollo de las personas debe considerar todos estos factores.
  2. Educar en la construcción de un diálogo que busque la empatía, es decir, mirar el mundo desde el lugar del otro (Mariano Vázquez, Camino a la Maestría).
  3. Procurar primero comprender y después ser comprendido. Así, las oportunidades para hablar con franqueza y ser comprendido surgen con mayor naturalidad y facilidad, desarrollando relaciones más auténticas (Quinto Hábito, Stephen Covey).
  4. Buscar el liderazgo colaborativo, construyendo comunidades donde se valore la conexión social y se genere confianza entre sus integrantes (Mariano Vázquez, Camino a la Maestría).
  5. Fomentar instancias que promuevan el relacionamiento, creando oportunidades de entrar en contacto con las personas y de conocerlas. De esta manera será más fácil anticiparse a aquello que “no es obvio, ni lógico, ni se supone”.

El arte de comunicarse siempre será un camino de dos vías, por eso, debemos considerar que, nosotros como líderes, debemos ser los primeros en tener la apertura de saber escuchar, discernir y valorar lo que nos dicen los demás.  Claro, eso es obvio, lógico y se supone.  ¿Cierto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *